4 razones por las que el futuro de tu negocio se encuentra en la estrategia B2E

4 razones por las que el futuro de tu negocio se encuentra en la estrategia B2E

B2E es un acrónimo que definitivamente comenzarás a leer y escuchar bastante en el área de los RRHH ¿La razón? Este concepto nos invita a poner sobre el tapete una conversación que no siempre había sido tan relevante para las compañías: el bienestar de nuestros colaboradores. De hecho, la estrategia B2E impulsa sin mayores preámbulos a que las empresas cuiden su activo más preciado: las personas que trabajan con ellos y para ellos.

Entonces ¿A qué se refiere esta sigla? En términos simples, B2E es una estrategia en la cual el foco del negocio es el trabajador en vez del consumidor final (B2C) u otros negocios (B2B). De esa manera, el Business-To-Employee engloba todo aquello que las compañías puedan hacer para atraer y retener trabajadores bien calificados en un mercado tan competitivo como el actual. Lo anterior puede referirse a tácticas de reclutamiento, beneficios, oportunidades para seguir estudiando, horario flexible, bonos, herramientas y tecnología inteligente para hacer más sencillo su trabajo entre otras estrategias de empoderamiento.

La idea tras este modelo es ser capaces, como empresas, de mantener una relación saludable y duradera con nuestros colaboradores y trabajar tan arduamente para cultivarla como lo hacemos por nuestros clientes o consumidores finales del producto que nuestra compañía oferta.

A continuación te mostraremos un par de razones que demuestran que esta estrategia es, en diferentes formas, el acercamiento que marcará la diferencia entre las empresas que lograrán evolucionar de forma sana y las que se enfrentarán a mayores dificultades.

1. Apunta directamente a mejorar la calidad de vida de los trabajadores

De hecho, una buena estrategia B2E puede aumentar la retención de talento a través de una mejora considerable en la forma en la que los colaboradores experimentan su jornada laboral (tipos de trabajos a realizar, oportunidad de dar a conocer su opinión, herramientas digitales que los ayudan de forma inteligente en sus laborales, espacios para el diálogo), permitiendo que tu empresa siga creciendo y desarrollándose.

2. También se centra en ofrecerles recursos tangibles o intangibles que puedan ayudarlos a mejorar profesionalmente

No hay que olvidar que ofrecer herramientas relevantes a los colaboradores es crucial a la hora de permitirnos que el negocio evolucione. De hecho, al hablar de B2E muchos podrían pensar que nos referimos únicamente a las tecnologías que facilitan el trabajo diario de nuestros colaboradores, pero la verdad es que también se hace alusión a aquellas tecnologías y herramientas que permiten que los colaboradores se sientan más integrados a la compañía. Tal es el caso, por ejemplo, de aquellas compañías que optan por poner a disposición de sus empleados centros de aprendizaje o entrenamiento en línea para que puedan seguir desarrollando sus habilidades.

3. Se preocupa de la calidad de las comunicaciones internas y, de paso, genera identidad

Obviamente, todos estos esfuerzos se hacen en pro de generar una mejor comunicación: no sólo que el colaborador se sienta comprendido,sino que también sienta que puede expresar su opinión y contribuir de forma sana y necesariaa la comunicación interna y corporativa de su empresa. No hay que olvidar que un colaborador realmente motivado y comprometido con su trabajo es aquel que logra identificarse con la misión de su empresa y que, por lo tanto, puede reconocer partes de sí mismo en la misión y visión que mueve a su compañía. Eso, claramente, no sería posible sin el enfoque comunicativo que tiene la estrategia B2E.

4. Mejora los niveles de productividad

Es imposible negar que un colaborador motivado siempre trabajará con más alegría y pasión. De hecho, los resultados más obvios de una estrategia B2E exitosa se ven en una mejora gradual en la comunicación entre la compañía y el empleado y también en un mejor manejo de la información interna general, lo que permite que los colaboradores trabajen de forma más eficiente y se sientan más a gusto al trabajar en equipo. Lo anterior, por lo demás, genera un alza en la productividad y también en las ganancias de la empresa.

Entregar espacios para el diálogo, herramientas eficientes e implementar formas efectivas de mejorar la calidad de vida laboral de los empleados (y de paso aumentar la retención) son estrategias claves que debemos implementar si queremos que nuestro negocio se mantenga en el tiempo. Son, en definitiva, estas prácticas las que determinarán la salud futura de nuestra compañía y la habilidad que ésta tendrá para adaptarse a los nuevos paradigmas de RRHH.

Volver

Contacto