Employee Experience: 3 beneficios instantáneos que tus colaboradores y tu empresa pueden obtener a través de esta estrategia

Employee Experience: 3 beneficios instantáneos que tus colaboradores y tu empresa pueden obtener a través de esta estrategia

EE o Employee Experience es un acrónimo cuyo uso va al alza y la razón es su significado. Este término, en español experiencia del colaborador, se relaciona muy directamente con la estrategia B2E y en términos simples se puede definir como la forma en la que los trabajadores se relacionan con la compañía y sus labores. Es un concepto que, de forma un tanto revolucionaria, aleja el área de RRHH de los simples pagos y compensaciones y lo acerca más hacia el concepto del bienestar. De esa forma, el EE puede ser afectado para bien o para mal de forma directa por políticas empresariales, procesos fáciles o engorrosos o procedimientos internos, por ejemplo.

¿Cómo se puede aplicar? Existen diferentes formas de hacerlo, entre ellas: proveer a tus trabajadores con soluciones automatizadas y muy personalizables para liberarse de tareas repetitivas que les quitan mucho tiempo, ofrecerles opciones y espacios para que se desarrollen y sigan aprendiendo, permitir que las vacantes disponibles en la empresa sean ocupadas por candidatos internos y, en general, personalizar la experiencia del colaborador lo más posible haciendo mejoras en los procesos más tediosos o de menos valor, por ejemplo, Talana ayuda al área de RRHH.

Si te dio curiosidad y te das cuenta de lo valiosa que una estrategia de este estilo puede ser para tu organización, a continuación puedes leer 3 beneficios prácticamente instantáneos que puedes obtener a través de una buena ejecución organizacional de EE.

1. Los trabajadores se vuelven más comprometidos con su trabajo

Y existen estudios que lo prueban. De hecho, los trabajadores más felices pueden ser hasta 20% más productivos. Lo anterior genera un efecto bola de nieve, pero positivo, que permite que las compañías en las que estas personas se insertan puedan ganar un 147% más que las compañías de la competencia que no aplican una estrategia de EE o B2E.

2. Los colaboradores consideran hacer carrera en la compañía y aportan más valor a la empresa

Lo anterior es relevante no sólo en términos de costos (reclutar puede ser un proceso largo y que requiere inversión) sino que también en términos de valor e innovación. Si un colaborador decide hacer carrera en tu compañía, su visión puede aportar de forma positiva hacia el crecimiento dado su profundo entendimiento del negocio y la empresa. Además, su compromiso laboral y emocional serán mayores y tomará este proyecto como algo personal. Considerando estudios que indican que hasta un 51% de los trabajadores piensa activamente en cambiarse de trabajo (o en otras palabras, no quiere trabajar para ti), una estrategia que considere el EE se vuelve tremendamente relevante.

3. El consumidor final del producto recibe una experiencia de otro nivel

Finalmente, dado que tus colaboradores trabajan más felices y trabajan mejor, el usuario final también recibirá un servicio (sea servicio al cliente o innovaciones de un producto que ama) de mejor calidad. Lo anterior, obviamente, no se detiene: un colaborador más motivado se siente aún más impulsado a mejorar cuando ve el feedback positivo que recibe del cliente, por lo que esta mejora solo es continuada por una seguidilla de aumentos en motivación, ventas y valoraciones.

Al final, trabajar tiene mucho que ver con cómo percibimos nuestras labores y cómo sentimos que nuestros pares y superiores nos valoran. De allí que sea tan importante que las compañías y las áreas de RRHH acepten estos cambios de paradigmas y comprendan las nuevas formas en las que se puede mejorar no solo la EE sino que también la manera en la que hacemos negocios. Es la era de la revolución en RRHH: el nuevo foco se centra en el bienestar y no tanto en el simple manejo de personas.

¿Te animas a implementar algunos de estos cambios en tu compañía o al menos comenzar a discutir al respecto?

Volver

Contacto