¡Bienvenido!: Conoce a David, el encargado de hacer que Talana se abra paso en el mercado peruano
Volver

¡Bienvenido!: Conoce a David, el encargado de hacer que Talana se abra paso en el mercado peruano

¡Bienvenido!: Conoce a David, el encargado de hacer que Talana se abra paso en el mercado peruano

¡Hola amigos! Seguimos con una nueva versión de #TalanaInsider para que conozcas a Talana desde dentro. Hoy te presentamos a David Segovia, Project Manager (entre varias cosas más) encargado de abrir nuestra operación en Perú. David lleva un poco más de 5 años viviendo en nuestro país y tiene varias ideas y también consejos de vida que te van a hacer replantearte varias cosas.

¿Qué haces en Talana?

De todo un poco (risas) estoy trabajando fuertemente en el proyecto de Perú, obviamente pero también hago labores de Project Manager y adicionalmente me hago cargo del relacionamiento con clientes. Tengo a cargo más de 20 clientes con quienes gestioné la implementación de Talana como Project Manager y otros 4 que ya están en producción y a quienes les doy soporte, siendo la cara visible entre la empresa y el cliente. Me encargo de destrabar, confirmar plazos, hacer pruebas.

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en Talana?

El hecho de que uno puede tener muchas ideas, muchas iniciativas en la cabeza y esas ideas e iniciativas se escuchan y se ejecutan. Yo creo que eso es importante en las empresas hoy en día. Hay empresas en las que hace sentido según su estructura, según si son trasnacionales, que estos procesos tomen mucho más tiempo o que a veces no existan porque tomar una decisión depende de una casa matriz que puede estar en EE.UU. o en Suiza. Bajo esa estructura es más complicado, Talana en este momento es una empresa que creció y sigue creciendo muy rápidamente, donde nos permitimos poder hacer eso y yo creo que ese es el plus o el valor agregado de poder trabajar acá. Acá el modelo que tenemos de oficina por ejemplo, de open-plan office, hace que todo fluya y que trabajemos todos juntos. Me paro y hablo con el CEO, hablo con la persona encargada de soporte o con quien ve el tema de desarrollo y estamos todos a la misma distancia, por ejemplo. Así se dan las innovaciones, conversamos sobre lo que tenemos, sobre las ideas que vamos generando, vemos si va a afectar positivamente a nuestros clientes y decidimos implementarlo en el momento.

¿Por qué Talana ha crecido tan rápido?

Porque el sistema fue concebido de manera tal que es súper amigable y súper fácil de adquirir para Chile. Teniendo la información necesaria de los trabajadores, lo implementas y a fin de mes ya puedes pagar los sueldos usando Talana. Esa facilidad de poder subirte a una nueva plataforma es lo que hizo que la empresa creciera, estamos hablando de años de experiencia de Pablo ya en el negocio, que sabe dónde duele y lo que hizo fue buscar soluciones para eso.

Si pudieras describir a Talana en una palabra o una frase ¿Cuál sería?

La palabra sería amigable. La relación comercial, por ejemplo, a nivel de ventas, a nivel de los Project Managers, a nivel de soporte hacia el cliente. Es gente joven, amigable, simpática, que te atiende bien. Creo que hay harta empatía, gente que sabe harto. No pasa que se arrastren temas de meses o de semanas, tenemos una prioridad y la sacamos adelante. Por eso me parece que la palabra es amigable: tanto a nivel de personas como a nivel de sistema.

¿Cómo ves el futuro de los RRHH con respecto a la transformación digital de la cual Talana también es parte tanto en Chile como en Perú?

Yo creo que en Chile está la intención de pasar a ese mundo digital y ya se están viendo cosas. Talana está tangibilizando el cambio en esa dirección, hacia la digitalización y el resultado es que más de 1700 razones sociales ya están trabajando con nosotros. En Perú, por experiencia, es algo que será novedad y que va a sumar harto. Presentar esto como parte de la digitalización será un plus y un boom. Se ahorrará mucho tiempo con respecto a las labores administrativas y la comunicación, se va a llegar a más personas con el sistema. Eso sí, también hay que hacer un cambio cultural, una gestión del cambio, porque va a significar que vas a tener una herramienta para hacerlo pero tienes que tener la intención de sacarla adelante. Por ejemplo, cómo manejas tu comunicación interna, qué quieres informar, cómo vas a recepcionar ese feedback. Es muy importante no sólo tener una ventana para que la gente te dé feedback sino que también hacerte cargo de él. Esta ventana tiene que venir acompañada de una gestión del cambio, preguntarse qué es lo que hago con la información y qué es lo que voy a tener de vuelta del lado de mis trabajadores. Voy a facilitar información pero… ¿qué hago con ese retorno? Lo que va a marcar la diferencia es el manejo de la información.

Si tuvieras que pensar de aquí a 12 meses más ¿Cómo te gustaría que estuviese el mercado peruano recibiendo a Talana?

Trabajando e implementando muchos clientes, obviamente con un equipo fuerte de implementación y de acompañamiento a cliente. Quizás ayudar a manejar la gestión del cambio, que no es algo que hagamos actualmente. Creo que es un área que tiene que trabajarse mucho, porque pasa hoy con los clientes que dicen, “oye, pero esto yo lo hago así siempre” o “pero yo lo hacía de esta forma”. Y que vean que no se trata de pasar el problema de un lado a otro, la idea de aprovechar un cambio de sistema es hacer una gestión del cambio con las personas, optimizar los tiempos, si antes te demorabas 2 horas que quizás ahora te puedas demorar 30 minutos. Y entonces plantearse ¿qué hago con ese tiempo que me va a sobrar? También tiene que ver con desafiarse a uno mismo y salir de la zona de confort. Si no sales de esa zona, no vas a poder experimentar esa transformación o esa mejora dentro de tus procesos. Hay que ver el lado positivo de las cosas para todo, es parte de mi filosofía de vida. Yo le digo a los chicos acá: se trata de pasarla bien y es un estilo de vida en general: yo siempre digo, para discutir necesitas dos y conmigo no cuentas (risas). Así que hay que seguir avanzando.

¿Qué crees que es lo más valioso que Talana puede hacer por los trabajadores que la usen?

Yo creo que va a permitir algo que estaba muy cerrado hasta hace poco, que es tener acceso a la información que te puede brindar tu empleador. Al tener libre acceso te permite autogestionar ciertas cosas, bajar información en caso de necesitar un crédito o certificados para el colegio de tus hijos. Todo lo tienes en la mano. En cambio en general ahora tienes que pedirlo a RRHH, se demora un par de días, lo llevas a dónde te lo pidieron, posiblemente te digan que te faltó un papel adicional, etc. Con Talana lo descargas, lo envías y listo. Por eso creo que lo que más vale es la información y la disponibilización de esta.

¿Te imaginaste que terminarías trabajando en una startup digital?

No, pero nunca he sido una persona cerrada. No me cierro a hacer cosas nuevas. Si bien en trabajos pasados estuve varios años, ocupé diferentes cargos, fui creciendo dentro de la compañía, siempre haciendo cosas distintas. En otra compañía tuve siempre el mismo cargo pero, también, siempre estuve haciendo cosas diferentes. No le tengo miedo al cambio, estar en Talana para mí es un desafío, el hecho de abrir una operación en otro país. Previamente me había traído operaciones desde Perú a Chile, creando equipos, pero esto es al revés. Creo que es parte de ir cerrando un círculo dentro de lo que es gestión de remuneraciones en mi carrera. Para mí esto es súper positivo y estoy muy contento.

Todo tiene que ver con la actitud que tengas en el trabajo. Yo siempre a la gente le digo que hay un tema de actitud que hay que manejar, en el área del conocimiento, las cosas se pueden aprender. A la hora de contratar, por ejemplo, me fijo en habilidades blandas y actitud por sobre el conocimiento. Una persona con actitud va a aprender en cosa de meses o incluso antes. Si uno no tiene actitud, es difícil que te vaya bien en la vida. Hasta en equivocarte encuentras mejoras, al equivocarte tienes un aprendizaje porque ya sabes qué es lo que no tienes que hacer. Hay gente que se equivoca o tropieza con algo y se derrumba. Si te caiste eso es aprendizaje puro, sigue avanzando. Tuviste el privilegio de aprender algo que te golpeó directamente, nadie te lo contó, tú lo viviste. Hay una metodología de aprendizaje que es 70, 20, 10 y que trata que el 10% es la capacitación formal que tienes, el 20% es sentarte con alguien que te explica cómo se hacen las cosas y el 70% es el momento en el que tú haces las cosas. Es así como aprendemos normalmente. Para mí eso es básico y, después, mi famoso 90 y 10. El 10% son las cosas que te suceden en la vida, el 90% es cómo te las tomas y cuánto tiempo le dedicas a lamentarte.