Qué es el Employee Experience y cómo puede beneficiar a tus colaboradores y a tu empresa

Qué es el Employee Experience y cómo puede beneficiar a tus colaboradores y a tu empresa

El concepto Employee Experience, muy relacionado con el término B2E (Business-To-Employee) se relaciona directamente con la forma en la que los colaboradores perciben la empresa, cómo navegan sus tareas diarias y cómo se relacionan con la compañía como un todo. Es un término interesante que, a pesar de estar ligado a lo laboral, no tiene mucho que ver con dinero y habla más de la satisfacción y felicidad que obtengan los empleados en su día a día. También sirve para medir el clima laboral. De esa forma, es un indicador crítico a la hora de evaluar si nuestros colaboradores están motivados o no.

¿Te causa curiosidad el término? Posiblemente comenzarás a verlo cada vez más. De hecho, en una de las últimas encuestas a nivel mundial de Deloitte, un total de 80% de los departamentos de RRHH y líderes comerciales indicaron que la EE era o muy importante (42%) o importante (38%),algo que indica que vamos bien encaminados, excepto por la falta de acción. Lo anterior se relaciona con que, en esta misma encuesta, sólo un 22% de los líderes indicaron que su empresa calificaba como excelente a la hora de desarrollar prácticas para fomentar y mejorar el EE. Sabemos que es importante, pero al parecer aún no comenzamos a aplicarlo.

Pero antes, sería bueno comprender qué constituye una acción para fomentar una mejora en el Employee Experiencia y qué no. De partida, se trata de cualquier práctica que pueda mejorar la calidad de vida de tus trabajadores de forma activa y permanente. Es decir, un viernes de pizza al mes y salir un par de horas antes todos los miércoles no hacen nada para minimizar y mejorar la cantidad de trabajo o procesos que realiza un empleado. Por otro lado, algo que sí ayuda es, por ejemplo, abrir la posibilidad real de crecimiento dentro de la empresa, automatizar con programas tareas repetitivas que les quitan tiempo y no les aportan valor a los colaboradores o incorporar el uso de herramientas personalizables que pueden ser ajustadas a la medida de sus necesidades. Talana es un excelente ejemplo de esto último, ayudando a diferentes áreas de RRHH a tener más tiempo para lo que realmente importa: la gente.

¿Cómo puede tu empresa comenzar a cambiar el panorama de forma rápida y eficiente? De partida es necesario cambiar el paradigma de lo que entendemos por RRHH. Dejar de pensar en este departamento como aquel que calcula días de vacaciones y paga sueldos y comenzar a verlo como el área que maneja tu activo más importante: los trabajadores que cada día representan tu marca frente al cliente final y quienes tienen en su interior interesantes ideas de innovación y negocios que van a darle una vida larga y duradera a la compañía. En segundo lugar, es recomendable que RRHH pueda encargarse de realizar sondeos que indiquen cuáles son las áreas que más dolores de cabeza causan a los empleados y qué cosas desean más allá de un aumento de sueldo o salir temprano un día a la semana. Recuerda: el EE apunta a un concepto holístico que poco tiene que ver con lo material.

Al final, los beneficios son innegables. Preocuparte de tus trabajadores crea un círculo virtuoso que te da la posibilidad de observar cómo tu equipo se va sintiendo más feliz, se vuelve más comprometido y se esfuerza más por dar su 100%. Además, un foco B2E asegura una menor rotación de empleados, maximizando recursos (como tiempo invertido en entrenamiento) y mejorando la experiencia para el cliente final. Todos ganan y ese es el futuro que en Talana deseamos para todos los trabajadores.

Volver

Contacto